sábado, 24 de marzo de 2012

PREHISTORIA EN BOLIVIA


¿DINOSAURIOS EN BOLIVIA?

¿Sabia usted amigo/a de Europa, Asia, África, Oceanía y América que también en Bolivia habían animales prehistóricos?
Esto les pregunto, porque a veces, pienso que algunos científicos,  documentalistas, quizá ustedes mismos,  olvidan que por estos lados hemos vivido los mismos procesos que todo el mundo, así lo demuestra la historia geológica y vegetal, la prehistoria animal y humana.
Investigaciones científicas de larga data, han ido hallando  información sobre la existencia de los trilobites que dieron luego paso a los grandes peces. Uno de estos fue encontrado cerca del lago Titicaca, era descomunal y se alimentaba de tiburones.
 Después fue el turno de los dinosaurios, luego vinieron los mamíferos gigantes como los perezosos  y finalmente hace más de un millón de años, las llamas y las vicuñas llegaron de Norteamérica, junto con los elefantes. Investigaciones del Dr. Christian Meyer y su equipo han encontrado muchas novedades para conocer la prehistoria en este territorio, especialistas en paleontología de las universidades estatales nos muestran  algunas de estas evidencias  en el  Museo de Historia Natural  dependiente de la Universidad Mayor de San Andrés en la zona de Cota Cota  en La ciudad de La Paz, allá se exhiben  fósiles de trilobites, peces, restos óseos de perezoso gigante, restos óseos de una ballena, armadillos gigantes, que nos permiten corroborar  la existencia de animales prehistóricos en Bolivia.
 Otro centro importante se halla en Tarija, es un centro paleontológico importante en el país donde se encuentran restos óseos de una diversidad de animales prehistóricos que vivieron en el pasado  de hecho se ha realizado una relación de los animales que hubieron existido en la fauna Tarijeña en el pleistoceno: Gliptodontes, Megatherium, Hipocamelus, Tapirus tarijesis, chanchos tayassu, caballos antiguos, proboscidio, en esta  zona se dan permanentes investigaciones paleontológicas, aunque con pocos recursos, no hay que olvidar que esta zona es cercana a la Argentina, donde se han hallado  el   Gigantosaurio y el Argentinosaurio, mastodontes herbívoros muy estudiados por paleontólogos del país vecino.
  Finalmente se halló hace algunos años la zona de Cala Orcko en Chuquisaca, donde  Meyer  en una extensión  de 30.000 metros cuadrados de la pared de este centro encontró 3128 pisadas individuales de 294 animales. Estos eran grandes depredadores, (terópodos) que  dejaron huellas de 35 centímetros de largo y representaban con 135 diferentes animales el grupo más grande.  Los sauropodos, (herbívoros) entre ellos los títanosaurios con tremendos píes (70 cm.), alcanzan a ser 106 individuos. Entre ellos se entremezclaban una cantidad de pequeños depredadores (tamaño del pie: 15 centímetros) pequeños y medianos ornitópodos vegetarianos (15 a 30 centímetros) y anquilosaúrios con impresiones de 35 centímetros, convirtiéndose hoy en una zona turística por excelencia por constituirse en un centro único donde se puede verificar objetivamente la presencia de dinosaurios en Bolivia. En 1999 en una revista suplemento del periódico  La Prensa, con  el título “El mundo perdido boliviano” se mencionaba lo siguiente:
“Los hallazgos de las huellas de Cala Orko, Maragua y ahora La Calancha, hacen suponer que antiguamente esta zona era el lecho de un gigantesco lago o pantanal de agua dulce, donde se concentraban estos animales antidiluvianos y que era su hábitat.”
1   Se reportan en la investigación de Meyer y su equipo, sobre todo las once huellas de anquilosaurios , nunca antes vistos en Sudamérica. Este animal, del tamaño de un hipopótamo, era representado normalmente como un torpe cuadrúpedo parecido al armadillo, el anquilosaurio era mas esbelto, de una constitución más elegante y de piernas más largas, con una velocidad de 11 kilómetros por hora, se movilizaba extremadamente rápido.  La velocidad original con la que se movían los dinosaurios se calcula según una fórmula del investigador de dinosaurios inglés Alexander. Para esto se necesita conocer la altura de la cadera del animal y la doble impresión de sus huellas. Para Mayor información revisar el artículo,  “El mundo perdido boliviano”, de La revista, , año II, nro.37, La Prensa 1999 y para datos últimos, las páginas Web, www.http/.. 7 Feb 2010 ... Bolivia, paraíso de los dinosaurios - Redacción ¡ Oh ! Los Tiempos. Multimedia.
Galería de fotos (14). Decir que Bolivia se ha convertido en un www.lostiempos.com/.../bolivia-paraiso-de-los-dinosaurios_56727_101374.html .
Revisa página completa de: colectivosalas.blogspot.com/.../encuentran-huellas-de-dromesauridos-en.html
Encuentran huellas de dromesáuridos en Bolivia.

Un equipo formado por paleontólogos bolivianos y argentinos, encabezados por el doctor Sebastián Apesteguía, han estudiado las huellas encontradas en Toro Toro (Bolivia) en el año 2006 y han demostrado científicamente que corresponden a un dinosaurio del tipo dromeosáurido.Este reptil, que medía aproximadamente dos metros de longitud y un metro de altura, se caracterizaba por tener una garra afilada, parecida a una hoz, ubicada en uno de los dedos de sus patas, la que utilizaba para cazar a sus presas. El dromeosáurido era carnívoro, se movía a gran velocidad y el ataque a sus presas no era de manera individual, sino más bien grupal.De acuerdo con los resultados de la investigación, en Toro Toro se encontraron diez huellas del dromeosáurido, ubicadas en planchones cercanos a esa población potosina. Cada uno de los rastros tiene una dimensión media de 22 centímetros de largo y 15,9 cm de ancho.Apesteguía, en su estudio presentado a la revista científica argentina Ameghiniana, describe que cada pata tenía tres dedos, el del medio se caracterizaba por ser el más grande, mientras que el segundo era más corto y el tercero era el que poseía la garra afilada en forma de una hoz.Pero en las huellas encontradas en Toro Toro no se registra el tercer dedo, precisamente porque este dinosaurio lo tenía suspendido, debido a la garra para cazar.Estas nuevas huellas son las únicas de su especie halladas en Sudamérica. Anteriormente, en Argentina se identificaron huesos de este animal, lo que permitió establecer su forma y tamaño.En el Parque Nacional de Toro Toro existen alrededor de 2.000 icnitas de dinosaurios, entre ellos los saurópodos, anquilosaurios, terópodos y dromeosáuridos.En el parque, el más pequeño de Bolivia (166 km2), se hallan yacimientos paleontológicos con una incalculable riqueza, ya que se encontraron más de diez zonas paleontológicas, entre las que se destaca el cementerio de tortugas de Molle Cancha, que tiene una antigüedad de 50 millones de años.Fotografías Yuvert Donoso






No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada